Envejecer, un proceso complejo

Publicado en: 2014-01-25

Acaba de ser publicado el libro Envejecimiento y Vejez Categorías conceptuales (Santiago de Chile, Red Latinoamericana de Gerontología y Fundación Cepsiger para el Desarrollo Humano, 2013),  un manual de consulta para especialistas, estudiantes universitarios y para quienes se interesan en temas relacionados con el envejecimiento y la vejez. Se trata de una obra escrita por la psicóloga Elisa Dulcey-Ruiz, resultado de toda una vida dedicada al estudio, primero, de la vejez y, posteriormente, del envejecimiento y la vejez en la perspectiva del transcurso vital.

Con 509 páginas y 26 capítulos, presenta en orden alfabético igual número de categorías. Los primeros cuatro capítulos se refieren a aspectos filosóficos, psicológicos, sociales y biológicos del envejecimiento. Los 22 restantes abordan una variedad de temas, tales como: calidad de vida, comunicación, cuidado, demografía, derecho, educación, envejecimiento, familia, género, gerontología, investigación, medioambiente, política, sexualidad, tiempo, trabajo, transcurso de la vida…

 

Sobre el tratamiento dado a los temas, dice la autora en la Introducción: “Las categorías incluidas, diseñadas como un conjunto de textos breves, agrupan términos afines, algunos de los cuales pueden relacionarse con más de una. Cada categoría se introduce con una breve descripción para dar una idea general sobre los conceptos que contiene, y finaliza con algunas referencias de autores que han aportado a cada tema específico con sus reflexiones, propuestas y escritos”.

 

Dulcey-Ruiz ha cuestionado la confusión entre envejecimiento y vejez y su medicalización. En esta perspectiva se halla comprometida en la construcción de un campo de estudio en el que confluyan diversas áreas del conocimiento que permitan dar cuenta del proceso de envejecer y de las condiciones de la vejez. Consciente de que en este campo “parece haber más realidades y datos que reflexiones y debates teóricos”,  la autora ha querido ofrecer a los lectores no solo un texto de consulta, sino también motivarlos a la reflexión y la crítica, invitándolos a plantear nuevas interpretaciones acerca de una problemática cada día más compleja.

 

Cuando uno como lector se pregunta cuáles fueron los criterios de la autora para seleccionar las categorías incluidas, tiene que concluir que lo hizo a partir de sus conocimientos y de su trajinar por los temas relacionados con el envejecimiento y la vejez. Así lo reconoce en el Prólogo la psicóloga y especialista en gerontología, Anita Liberalesso Neri:

 

“… Esta obra solamente podría escribirse en función de un rico bagaje de conocimientos, construido durante años de estudio, observación de hechos y reflexión. Quien lee el libro y conoce personalmente a Elisa va a estar de acuerdo que [sic] se trata de un producto intelectual a la altura de la rigurosidad, del raciocinio y de la incansable y productiva curiosidad de la autora […] esta es una obra derivada de su madurez intelectual y que refleja, tanto información, como capacidad de abstracción, erudición y flexibilidad”.

 

Me queda un interrogante: tratándose del transcurso de la vida, ¿dónde queda el tema del dolor?

 

A los lectores interesados se les informa que el libro, editado e impreso en Chile no está para la venta. La buena noticia es que en los próximos meses habrá una edición digital.